viernes, diciembre 02, 2016

...

Juegos... Abstracción geométrica a partir de una foto que con una capa de ruido vuelve a tener un si es no es de cualidad de foto.
·
Murió Micharmut. Si alguien que lea esto no sabe del respeto que se le profesaba desde aquí, hará bien en visitar sus dos blogs, en la columna de la derecha: Teatro Eléctrico y Solo para moscas. Es un despliege abrumador de inventiva y, también, de profundidad en la reflexión (artista para artistas, sí, difícil de entrarle, pero ni más ni menos como lo era Picasso pese a toda la celebridad que le fue rodeando). Siempre un paso o dos o una docena por delante de los demás, diciendo a los del papel que mira qué elefante tan enorme tenemos en el salón que se llama Internet y no lo quereis ver, y a los de Internet, que mira las posibilidades que tiene el invento éste y vosotros haciendo lo mismo que hubieseis hecho de publicar en papel o trabajado en lienzo (paso este que yo personalmente sigo sin ser capaz de dar, ay, que soy más antiguo en las formas que muchos de los que publican en papel).

domingo, noviembre 27, 2016

Gráficas en ying yang

Una idea que tenía por ahí perdida en el ordenador... Supongo que no debe ser muy difícil, e igual ya hasta existe, el hacer una fórmula que, introduciendo dos variables con, opcionalmente, a su vez dos subvariables se pueda traducir en una gráfica, no de 'quesitos' en un círculo, sino de curvas como un ying yang. Puede tener su punto. Y ya si fuese animada, reflejando una variación a lo largo de un tiempo determinado, mejor aún. Por lo ambigua que resulta, ya que es difícil, en situaciones cercanas a la igualdad, decidir qué predomina. Incluso en este caso, en que claramente predomina el azul, el peso visual del rojo lo hace parecer mayor de lo que es. En fin, ahí lo dejo.

miércoles, noviembre 23, 2016

...


En ese estilo de falsos fotogramas de películas que no existen con texto a modo de voz en off.

lunes, noviembre 21, 2016

Love / Louvre.

Supongo que si fuese listo buscaría la manera de contactar con alguien en el museo del Louvre para venderle o al menos tratar de venderle esta idea. Pero sé que no lo haré, y para que siga durmiendo en los archivos de mi ordenador esperando ese momento de decisión que no llegará ya prefiero soltarla aquí.

viernes, noviembre 18, 2016

Del manual del estadista.

Una viñeta de hace unos años, cuando para el dibujo de estas cosas seguía muy al pie a El Roto, y que al final no subí en su momento porque ya no se hablaba de lo que la había motivado, la teoría de los campeones nacionales, según la enunció el presidente Aznar, supongo que nadie se acuerda ya... La recupero aquí, ahora que con el nuevo presidente de Estados Unidos el tema vuelve a estar en el debate. Solo los liberales muy ingenuos se pueden creer que hay algún país en el mundo que liberalice todo, sin importar sector y sin favorecer de alguna manera los proyectos nacionales competitivos. Como dijo uno de ellos, en libertad el tamaño importa. Y ganar tamaño, o lo consigues con una innovación tan neta que eres la punta de tu sector incluso sin ayudas, algo que en pocos hay oportunidad de ello, o lo consigues si papá Estado se encuentra detrás protegiéndote el mercado nacional durante el número de años que sea menester o con créditos a no devolver o a devolver ad calendas grecas y todo tipo de argucias para que parezca que no cuando es que sí. Claro que entiendo que el término 'proteccionismo' se suele asociar a proteger toda la economía nacional, pero eso no es necesario para que la cosa en si exista y además sería un error -no se puede proteger sectores obsoletos, a los que incluso tal vez les viene bien que venga alguien de fuera a sacudir las telarañas-: se protege lo que realmente puede competir si consigue esa ganancia de tamaño o punta de innovación que se necesita para la globalización. O al menos a aquellos que saben vender así la burra. Fin del informe.